16
Aug

A las dos de la

A las dos de la madrugada suena un teléfono y se oye la voz de un borracho:

¿Es usted el (hip) dueeeño de la tienda (hip) de licoresssss del barrio?

Pues sí, lo soy ¿y qué?

Naaada, (hip) quería preguntar a qué hora abre.

A las ocho, y cuelga enojado.

A las cuatro de la madrugada, vuelve a sonar el teléfono y se oye una voz todavía más borracha:

¡Hola, jefeee (hip)! ¿A que hooora decía que abría?

¡A las ocho hombre, y déjeme dormir!

A las seis, el teléfono suena otra vez. El borracho casi no puede ya hablar:

¡Holaaa jefeeecccito! Con quuue abrre a las ocho ¿eh?

Le dije que no me llamara más. Abro a las ocho y tenga un poco de paciencia para entrar.

Esss que yo no quiierro entrarrrr. ¡Lo que quierooo es salirrrrr…!

Most viewed Jokes (20)