11
Jun

Cierto da, un campesino de

Cierto día, un campesino de 14 años, en la flor de la adolescencia, le dice a su padre:

Oye pape, tu sabe que yo ya tengo mis pelos y bueno… tengo que probar la lanza poh…

Y el padre le dice:

Mira mejo, yo te huá pasarte la plata para que vayas a la casa de la Rosa (Casa de Remolienda muy conocida por todos en la zona).

LLega el muchacho allá y toca la puerta, lo sale a atender la Rosa, el le dice:

Sabe que yo, bueno, yo vengo a utilizar el servicio poh oiga.

Y la Rosa le pregunta: ¿Tienes experiencia?

No pero…

Mira, te doy un consejo, le dice la Rosa, ándate al bosque y a cada árbol que le veas un hoyo, clávale el instrumento y después de un tiempo vuelves.

Parte raudo el huaso y cada árbol con hoyo, árbol embarazado.

Después de un mes vuelve el huaso a la casa de la Rosa, con una tabla bajo el brazo, y le dice: ya volvï ya pueh…

Débora, ya ven y atiende al joven.

Entran a la habitación y Débora se coloca en posición de mesita de centro y el huasito saca su tabla y le manda un costalazo en pleno orto.

La Débora se da vuelta y le pregunta: ¿Que estaí haciendo hueón?

¡Estoy viendo que no tenga abejas poh…!

Most viewed Jokes (20)