10
Jun

Durante un vuelo a Nueva

Durante un vuelo a Nueva York iba un señor de aspecto muy distinguido sentado junto a una dama que lucía muy profesional. Este hombre era de aquellos, a los que les resultaba imposible estar a la par de alguien sin entablar conversación de forma que la inició mas o menos como a continuación les relato:

Hola… ¿viaja usted a Nueva York?

Sí señor -dijo ella- sin mostrar interés alguno por continuar la charla.

¡Qué interesante! -exclamó él en tono muy grave – y sin darse por vencido prosiguió ¿va de vacaciones?

No señor voy en vías de trabajo.

¡Que interesante!… ¿y usted a que se dedica?

Como a todos nos pasa, sintió el agrado de poder elevar el ego, -soy Psicóloga, poseo un master en Sexualidad Humana -dijo simulando indiferencia.

¡Qué interesante! -replicó él – supongo que en Nueva York tiene su oficina de trabajo.

No, me dirijo para allá dado que esta semana se celebra el Congreso Mundial de Sexología y yo soy una de las expositoras.

¡Qué interesante! – volvió a decir mientras su entusiasmo iba claramente en aumento – ¿puedo saber de que trata su cátedra?

Desde luego – afirmó ella interesada ya en la plática – voy a dictar una conferencia magistral sobre el tamaño del pene de los hombres, presentaré una evaluación retrospectiva preliminar de los diferentes grupos étnicos, he dedicado mi vida a esta investigación.

¡Qué interesante! – contestó el hombre subiendo el tono y agravando la voz delatando su entusiasmo – y cuénteme… ¿qué ha podido determinar usted?

Pues le diré, contrario a lo que usted está pensando en este momento no son los hombres de raza negra los que tienen el pene mas largo.

¡Qué interesante!… y entonces ¿quiénes son?

Son los Apaches señor, pero no son ellos los que lo tienen mas grueso.

¡Qué interesante!… Supongo que ahí si entran los negros.

No señor, los Judíos, son ellos quienes lo tienen mas grueso.

En este momento el avión ya había llegado a la manga de la terminal aérea, lo que hacía necesario concluir tan científica tertulia, por lo que ella concluyó diciendo:

Que gran gusto fue para mi conocerlo soy la Dra. Pria Po, me gustaría invitarle a escuchar mi conferencia ¿con quién tuve el gusto?

Doctora Po, el gusto ha sido mío, ¡mi nombre es Toro Sentado Rosemberg!

Most viewed Jokes (20)