11
Dec

En una ocasin, llega un

En una ocasión, llega un hombre a la cantina y le ordena al cantinero:

Deme un tequila con ron, vodka, limoncito y salecita.

En cuanto el cantinero se lo sirve, el hombre se lo toma de un solo jalón y, acto seguido, se avienta por la ventana. Poco después, entra por la puerta, ileso, sin ningún rasguño. Se acerca nuevamente a la barra y le ordena al cantinero:

Deme un tequila con ron, vodka, limoncito y salecita.

El hombre de los tragos se lo da y, de nueva cuenta, el hombre lo sorbe de un sentón y vuelve a aventarse por la ventana y regresa como si nada hubiese sucedido.

Otro hombre, que observaba los hechos, se dijo:

Esa bebida que toma ese sujeto debe tener algo mágico, algo especial, qué sé yo. Voy a probar, a ver qué pasa.

Así que decide ir donde está el cantinero:

Deme lo mismo que le dio a ese tipo.

El cantinero se lo preparó. El sujeto lo bebió e inmediatamente se arrojó por la ventana, pero quedó hecho puré cuando chocó con la acera. Poco después, el hombre que siempre resultaba ileso, pidió otro trago como los anteriores y una vez más se arrojó por la ventana y, de nuevo, llegó como de costumbre. Fue entonces cuando el tabernero le amonesta:

Híjoles, Superman, desde que te volviste alcohólico, ya todos quieren ser como tú, mano.

Most viewed Jokes (20)