12
Dec

Era una vez una persona

Era una vez una persona tan rica, que tenía su zoológico privado. En una jaula grande tenía a los pájaros y a los changos (simios).

Estaba entonces el chango pasándola cuando de repente se empieza a nublar y piensa:

Chin, se me va a mojar mi traje y lo acabo de lavar pero se acuerda que el pájaro tenía una casa y va a ver si le da alojo y toca la puerta. Sale el pájaro y el chango le dice:

Oye pajarito, dame asilo porque quiere llover y no me quiero mojar.

Y el pajarito le contesta: No,adios y cierra la puerta.

Se va el chango y piensa: Maldito pájaro, entonses empieza a serenar y va de nuevo el chango con el pájaro y toca de nuevo.

Sale el pájaro y le dice el chango: Dame chance, ya me estoy mojando.

Y le dice el pájaro: No estés molestando, te digo que no.

Se va el chango y empieza a llover fuertísimo y va de nuevo con el pájaro y toca de nuevo el chango. Sale el pájaro y le dice:

¡No,puto. No estés chingando! y da el puertazo.

Moraleja: Entre más mojado está el chango más duro se pone el pájaro.

Most viewed Jokes (20)