05
Jan

Un buen da, un mexicano

Un buen día, un mexicano y un gringo estaban divirtiéndose con el Bungee-jumping. De pronto, al yanqui se le ocurre una brillante idea y le propone al mexicano:

You know, we could make a lot of money running our own bungee jumping service in Mexico.

(Sabes, podríamos hacer mucho dinero con el negocio de Bungee Jumping en México).

Al mexicano no le parece mala la idea, así que ambos sacan sus ahorros del banco y compran todo lo necesario para iniciar su business: las cuerdas elásticas, seguros, etc. Y comienzan a buscar lugares para iniciar la construcción de la torre de Bungee Jumping.

Cuando recién empiezan la construcción, obviamente, la curiosidad llama a una multitud de vecinos. Poco a poco llega más y más gente mientras ellos siguen con su trabajo. Al terminar, deciden hacer una demostración para la congregación de curiosos.

El estadounidense pide saltar primero. La cuerda se estira al máximo y regresa. El mexicano observa al norteamericano con unos ligeros cortes sobre su rostro y algunos rasguños. La algarabía crece entre la multitud y hasta se escucha que han organizado canciones. El mexicano intenta detener al gringo, pero falla y éste vuelve a caer. Nuevamente la cuerda se estira a su máximo y vuelve a subir. Esta vez el mexicano, asombrado, nota que el pobre yanqui tiene magulladuras y está sangrando. Con poca fortuna, esa vez tampoco lo puede detener arriba, así que el tipo vuelve a caer. La siguiente vez, el pobre hombre regresa hecho un desastre: la ropa toda rota, sangre por todos lados, huesos rotos y semiconsciente. Sin embargo, la algarabía crecía en la base de la torre. Afortunadamente, en esa ocasión el mexicano si logra detenerlo y le pregunta desesperado:

What happened? Was the cord too long?

(¿Qué pasó? ¿La cuerda estaba muy larga?

No, no, the cord was fine. But WHAT THE HELL IS LA PIÑATA?

(No, no, la cuerda está bien, pero ¿qué diablos es la piñata?)

Most viewed Jokes (20)