10
Mar

Un granjero y su joven

Un granjero y su joven esposa vivían en el campo y un cura los visitaba de vez en cuando y ellos lo invitaban a cenar un caldo de gallina.

Esto siguió por algún tiempo y el cura empezó a ir prácticamente todos los días. El granjero tenía que irse a trabajar en el campo mientras el cura acompañaba a la joven esposa, y cada vez que el granjero regresaba, su esposa le pedía que matara una gallina para la cena.

Después de un duro día de trabajo el granjero estaba metiendo el tractor al granero cuando su esposa se asomó a la puerta de la casa y le gritó que le llevara una gallina para que pudiera cocinársela al cura. El granjero, que ya no aguantaba al sacerdote, gritó: ¡A joder con el curita!

A lo que la joven esposa replicó: Eso ya lo hice, pero de todos modos necesito la gallina.

Most viewed Jokes (20)