22
Nov

Un vendedor de seguros toca

Un vendedor de seguros toca a la puerta y abre la dueña de la casa:

Buenas tardes, señora. Vengo a ofrecerle mis servicios como agente de seguros.

No, gracias.

El vendedor insiste:

¡Anímese a comprar uno, por ejemplo, para su esposo! Así estaría usted más tranquila.

¿Para mi marido? ¡Ni loca, no me conviene!

¿No le conviene? ¿Por qué?, cuestiona intrigado.

Imagínese, hace un tiempo compré uno para mi auto; poco después me lo chocaron y se incendió…

¿Ah, sí? ¿Y después qué sucedió?

¡Pues que la compañía de seguros en vez de darme el dinero, me dio otro auto igual! ¿Ya ve por qué no me conviene?

Most viewed Jokes (20)