31
Jul

En aquel pueblo se acostumbraba

En aquel pueblo se acostumbraba pasear a la Virgen patrona durante la Semana Santa por todas las calles; pero existía una condición para aquella persona que la cargara: ésta debería ser virgen.

El cura del pueblo tiene arremolinadas a todas las señoras con sus hijas, preguntándoles:

A ver, una señorita que pase al frente para que cargue a la virgen.

Todas las mujeres se dan de codazos.

Ándale, mija, pásale, le dice una señora a su hija.

¡No, mamá, ya no soy…!, le responde compungida la chica.

Como entre aquel tumulto no había ninguna señorita que pudiera cargar a la virgen comenzó a armarse un fuerte barullo. Entonces, el sacerdote se dirige a la multitud:

A ver, una señorita de allá de atrás (refiriéndose a las mujeres que se encontraban detrás del gentío).

En eso, sale una muchacha gritando:

¡Ah, sí, de atrás yo si soy virgen!

Most viewed Jokes (20)