05
Jan

En cierta ocasin, una familia

En cierta ocasión, una familia inglesa que veraneaba por Escocia en uno de su muchos paseos, observó una preciosa casita de campo que de inmediato les pareció adecuada para ocuparla en su próximo veraneo. Indagaron quién era el dueño y éste resultó ser un pastor de la iglesia anglicana, al que se dirigieron para pedirle les mostrara la pequeña finca. El propietario amablemente se las mostró y, tanto por la comodidad del lugar como por su ubicación, fue del agrado de la familia quedando comprometidos a alquilarla para sus próximas vacaciones.

Ya de regreso en Inglaterra, platicando sobre la casa de campo escocesa, la esposa recordó que no había visto el W.C., y dado lo practico que son los ingleses, la mujer decidió escribirle al propietario para preguntarle por el mismo en los siguientes términos:

Estimado pastor:

Hace unos días visitamos su finca con deseos de alquilarla para nuestras vacaciones y, como omitimos enterarnos de un detalle, quiero suplicarle que nos indique dónde se encuentra el W.C.

Finalizó la carta con lo acostumbrado y decidió enviarla dónde el pastor. Al recibirla éste, quien ignoraba que la abreviatura W.C. se refería al baño, creyendo que se trataba de una capilla anglicana llamada West Chapel, respondió la carta de esta forma:

Estimada señora:

Tengo el gusto de informarle que el lugar al que se refiere se encuentra a sólo 12 Km de distancia de las casas. Es un rodeo molesto, sobre todo si se tiene la costumbre de ir con frecuencia, sin embargo, algunas personas llevan comida y permanecen en este sitio todo el día, por lo que se recomienda llegar temprano. Algunas personas llegan allí caminando, otras en camión o en tranvía, no obstante, todas llegan en el momento justo. Hay cupo para 400 personas sentadas y 100 de pie. Los asientos están forrados de terciopelo marrón y hay aire acondicionado para evitar bochornos y aglomeraciones. Se sugiere ir temprano para alcanzar lugar. Por cierto, por no hacerlo así hace diez años, mi esposa tuvo que soportar todo el acto de pie y desde entonces no ha vuelto a utilizar tal servicio. Los niños se sientan juntos y cantan a coro. A la entrada se les da a todos y cada uno un papel y las personas que no alcanzan la repartición pueden usar el papel del compañero de asiento, sin embargo, al salir, deben regresar dicho papel para seguir haciendo uso de él durante todo el mes. Todo lo depositado ahí es para dar de comer a los huérfanos del hospicio. También hay fotógrafos profesionales que los retratarán en diversas posturas que serán publicadas en los diarios de esta ciudad en la sección de sociales, lo que les dará la oportunidad de conocer a tantas personalidades en estos actos; también hay magníficos micrófonos para no perder detalle del sonido.

Atentamente, el Pastor.

Los ingleses, al leer la respuesta del ministro, estuvieron a punto de desmayarse y, a pesar de la flema británica, renunciaron a pasar sus vacaciones en tal lugar.

Most viewed Jokes (20)