25
May

En un da de verano,

En un día de verano, un tipo estaba frustrado porque no podía tener una erección, por lo que decide tomarse dos pastillas de Viagra. Éstas comienzan a surtir efecto:

Mi amor, vamos a hacer el amor.

Empiezan, y el hombre más efectivo que nunca, echa uno y dos y tres y cuatro y cinco… La esposa ya no puede más.

El marido, con su erección a mil por hora, decide buscar a la mujer de servicio de la casa:

Mire, vamos para el cuarto que tengo algo que decirle.

La mujer, extrañada, se dirige al cuarto y pregunta:

¿Qué quiere, jefe?

Nada, hacer el amor.

Y se le monta a la mujer. Empieza y echa uno y dos y tres y cuatro y cinco y seis y siete y la mujer demanda:

Yaaaaaaaaaaaa, no puedo más jefe.

El hombre, con su erección a mil por hora, busca entonces a la maestra de su hijo y empieza también y echa uno y dos y tres y cuatro y cinco y seis y siete y la mujer se desmaya en la cama.

El tipo, desesperado con la erección que no terminaba, decide llamar a un médico amigo suyo:

¿Aló, doctor?

Sí, dígame ¿qué desea?

Doctor, sabe que cometí un error porque estaba desesperado y me tomé dos pastillas de Viagra y la erección es muy fuerte y he hecho el amor unas 35 veces y no se baja, ¿qué puedo hacer? ¡Por favor, doctor, ayúdeme!

Bueno, mire, va a tomarse dos litros de leche de un solo trago; esto anula el efecto del Viagra, ¿me entendió?

Sí, doctor, dos litros de leche y se anula el efecto. Muchísimas gracias, doctor. Chao, nos vemos.

Chao, suerte.

El señor, muy respetuosamente, sigue las instrucciones y va hacia la nevera de su casa y saca el pote de dos litros de leche; se la empieza a tomar del pico de la botella y en eso, la esposa y la señora de servicio pasan por la cocina y, de lejos, ven al hombre tomándose la jarra de leche del pico de botella. La sirvienta le sugiere a su jefa:

Señora, corra, corra, corra que el señor se está recargando.

Most viewed Jokes (20)