13
Aug

En una iglesia de pueblo,

En una iglesia de pueblo, el cura le pide a un pintor local que le pinte un enorme cuadro de La Última Cena, en una de las paredes de la parroquia. El artista pueblerino comienza a crear su obra, soplándose, de vez en cuando, unos tragos de alcohol. Cinco horas más tarde termina y le manda llamar al sacerdote para que le diera su punto de vista.

El clérigo empieza a contar a los apóstoles y advierte que son trece. Entonces, le reclama al pintor que deberían ser doce apóstoles y que quería que el decimotercero fuera borrado o que hiciera algo con ese apóstol que sobraba. A la hora regresa el sacerdote y, al mirar el cuadro, advierte que encima de uno de los discípulos había un letrero con el siguiente texto:

Yo no soy apóstol ni nada, yo nomás como y me voy a la chingada.

Most viewed Jokes (20)