10
Jan

Era una vez una mujer

Era una vez una mujer que no tenía tetas y vivía muy atribulada por eso. Una vez fue donde un mago de la provincia para ver qué podía hacer para que las tetas le crecieran. El mago le dijo que fuera donde el Rey y le preguntara si se quería casar con ella. Cada vez que le dijera que NO le iban a crecer dos pulgaditas.

Ese mismo día fue donde el Rey y le preguntó:

¡Rey! ¿Usted se quiere casar conmigo?

A lo que el Rey respondió: No.

Inmediatamente ¡plum! dos pulgaditas. Al otro día fue donde el mismo Rey y le preguntó:

¡Rey! ¿Usted se quiere casar conmigo?

No.

¡Plum! dos pulgaditas adicionales. Al otro día fue donde el mismo Rey y le preguntó:

¡Rey! ¿Usted se quiere casar conmigo?

No.

¡Plum! dos pulgaditas adicionales. Al otro día se levanta la señora y dice:

Bueno, quiero dos pulgaditas adicionales.

Así que va donde el mismo Rey y le repite su pregunta. El Rey responde:

¡Mire, carajo! ¡No, no, no y mil veces NO!

Most viewed Jokes (20)