19
May

Haba cierta vez un tipo

Había cierta vez un tipo llamado Bernardo Bermúdez. En el día de su aniversario de casados, su esposa (que tenía la costumbre de poner en cualquier obsequio que le daba las iniciales del marido) pensaba qué regalarle.

Se le ocurrió entonces tatuarse una B en cada nalga, cosa que hizo inmediatamente. Al llegar el tipo del trabajo, ella le dice:

Déjame enseñarte tu regalo.

La mujer se desviste y se empina, para que el marido pueda verla en todo su esplendor.

Acto seguido su marido pregunta: ¿Quien es BOB?

Most viewed Jokes (20)