01
May

Los animales de la selva

Los animales de la selva estaban organizando una gran fiesta de buena voluntad. El león fungía como gerente y sus hijos, como ejecutivos, motivaban a todos a los animales a participar. Después de diseñar un plan estratégico, se organizaron empresas usando las ventajas comparativas que sus miembros tenían. A la empresa de los fuertes, formada por el elefante, el rinoceronte, el tapir y el hipopótamo, se les encargó que prepararan el área donde se realizaría la fiesta. El ejecutivo cachorro les aconsejó que trabajaran como que si fueran unos bulldozer. El sapo que estaba cerca, gritó:

¡Está bien que aplanen todo el lugar, pero no olviden traer unas putas!

Los del equipo de los fuertes se hacen los desentendidos y comienzan a trabajar. Luego llaman a la empresa de los altos, formada por la jirafa, el dromedario y el camello, y el junior ejecutivo responsable les indica que deben traer flores y frutas. Los altos aceptan el trabajo, pero el sapo, que seguía en la reunión, vuelve a indicar:

¡Está bien que traigan flores y frutas, pero no olviden traer unas putas!

Los de esta empresa se hacen los desentendidos y se van a realizar su trabajo. Ahora, uno de los ejecutivos leones llama a la empresa de los acróbatas, formada por los chimpancés, papiones, monos arañas y otros changos, y les solicita que salgan a distribuir las invitaciones para la fiesta, y el sapo nuevamente increpa:

¡Está bien que inviten a todos los viven en los árboles, pero no olviden traer unas putas!

Nuevamente, todos se hacen los desentendidos y se van a hacer su trabajo. La actitud del sapo se repite cada vez que encargan un trabajo a cada empresa, y el león y sus ejecutivos ya están hasta las chanclas de la vaciladera del sapo, y acuerdan un plan para callarlo. El león, para que lo oigan todos los animales, habla a través de un megáfono:

¡TODOS LOS ANIMALES DE LA SELVA Y LA LLANURA ESTÁN INVITADOS A ESTA GRAN FIESTA DE BUENA VOLUNTAD, A EXCEPCIÓN DE AQUEL ANIMALITO VERDE Y CON UNA BOCA MUY GRANDE!

Ante lo cual el sapo, encogiendo la boca como si fuera a lanzar un beso, responde:

¡Está bien que no inviten a mi compadre el cocodrilo, pero no olviden traer unas putas!

Most viewed Jokes (20)