16
Nov

Tres ermitaos, a los que

Tres ermitaños, a los que casi no les gusta hablar, se encuentran sentados a la entrada de una cueva; en eso, pasa un caballo a toda prisa. Un año después, el primero de ellos dice:

¡Ah, qué bonito caballo bayo!

Pasa otro año más y el segundo de ellos comenta:

No era bayo, era retinto.

Dos años después, el último de los anacoretas advierte:

¡Donde sigan discutiendo, me largo de aquí!

Most viewed Jokes (20)