02
May

Una anaconda decidi dedicarse a

Una anaconda decidió dedicarse a la prostitución: haría comercio con su cuerpo.

Fracasarás, no podrás resistir la tentación de devorar a tus clientes, le dijo otra serpiente.

Te equivocas.

Llegó el primer cliente: un conejito gordo y apetitoso. Hambrienta por varios días de ayuno la víbora, en efecto, no se pudo contener, y empezó a tragarse a su cliente. Recordó de repente, sin embargo, lo que le había dicho su amiga, y lo regurgitó.

Sale a la luz el conejo, todo empapado, lleno de confusión, aturrullado, y exclama:

¡Carajo, sí así estuvo la besadita, cómo irá a estar la fornicada!”

Most viewed Jokes (20)