13
Sep

Una maestra de muy buen

Una maestra de muy buen ver se preocupa porque ve con cara de papanatas a uno de sus alumnos; así que en uno de los recesos lo llama aparte y le pregunta:

¿Qué te pasa, Pepito? ¡Tu trabajo en la escuela ha decaído últimamente!

Estoy enamorado, maestra.

Disimulando una sonrisa la maestra insiste:

¿De quién?

¡De usted!, contesta Pepito sin inmutarse.

Gentilmente la profesora le sigue el juego:

¡Pero, Pepito, eso no está bien! Es verdad que me gustaría tener un esposo algún día, pero yo no quiero un niño…

¡Oh, no se preocupe por eso, maestra, usaremos un preservativo!, le interrumpe Pepito.

Most viewed Jokes (20)