17
Mar

Van dos sacerdotes caminando por

Van dos sacerdotes caminando por la calle y en sentido contrario viene una bella mujer que se está pudriendo de lo buenota que está. De pronto sopla el viento, le levanta la falda y se le ven unos carnosos muslos y una cadera suculenta.

Padre, ¿usted no es sensible a estas situaciones? dice uno de los sacerdotes.

¡Hermano, si la sotana fuera de hierro usted hubiese quedado sordo del campanazo!

Most viewed Jokes (20)